El desarrollo de la línea de Historia data desde principios de la década del ’70 cuando estaba adscrita a la Sede Temuco Universidad de Chile, vinculada esencialmente a la Pedagogía en Historia y Geografía, pero además, prestando servicios a otras carreras de la Universidad. Esta situación continuó con la creación de la Universidad de La Frontera y su proyección hasta la actualidad.

Desde sus primeros años una fortaleza de la Línea ha sido su énfasis en los estudios regionales, siendo reconocida a nivel nacional en estas materias ya sea a nivel de la investigación como en la formación de los profesores que egresan de la Universidad. En este tiempo, se han desarrollado varios proyectos Fondecyt y Diufro estimulando la elaboración de artículos en revistas ISI y de corriente principal, capítulo de libros y libros, así como también, la participación y organización de seminarios, simposios y congresos de envergadura regional, nacional e internacional. El desarrollo de la Línea se ha visto refrendado con el otorgamiento del Premio Nacional de Historia año 2012 al profesor Jorge Pinto Rodríguez, lo que sin duda compromete a la Línea a consolidar el espacio que por largo tiempo a marcado a nivel regional y nacional.

En la actualidad la Línea cuenta con cuatro jornadas completas, una media jornada y tres profesores por hora. Sin embargo, es necesario advertir que tres de estas jornadas completas cuentan con cargos administrativos a saber: Coordinador de Carrera; Directora de Escuela de Pedagogía y Dirección de Sistema de Bibliotecas de La Universidad, lo que merma significativamente el trabajo disciplinario actual y futuro de la Línea. Además, Jorge Pinto, principal referente de la línea, ha reducido su presencia en media jornada.

Un diagnóstico generado a partir de reuniones y de conversación individuales con colegas de la misma línea, así como del trabajo de prospectiva desarrollado en el Departamento es posible señalar que en el presente, existe una carencia de recursos humanos la que se acentuará en el futuro próximo. En este sentido, las áreas que demandan y demandarán mayor atención son Historia Antigua y Medieval, así como el área de Historia de Chile y América, ello con el propósito de mantener una docencia de calidad y el desarrollo de líneas de investigación presentes y futuras. Por lo anterior es necesario estudiar y concretar la contratación de dos jornadas para cubrir estas carencias de la línea.